Go to Top

Por su singularidad, Montblanc destaca mágica y luminosa entre todas las Ciudades Museo Medievales.

Paseando por sus calles podrás regresar al pasado, encontrar reyes y reinas con sus pajes y toda su corte, cruzarte con caballeros de armadura, que montando briosos corceles, se dirigen a luchar contra dragones o escuchar a trovadores que, al son de sus laúdes, intentan enamorar a verdaderas princesas.

Este mundo mágico está vivo en Montblanc, el lugar en donde, cuenta la leyenda, un caballero llamado Jorge venció al dragón, de cuya sangre nacieron rosas, origen de una bella tradición catalana.

MÁS INFORMACIÓN