El accidente

Evitar las muertes por imprudencia en calles y carreteras es tarea de todos

EL_ACCIDENTE_1
Un todo terreno avanza rápido por la autopista. Una distracción seguida de un golpe de volante, el reventón de una rueda quizá, y la pesada mole da un bandazo, la carrocería bambolea y vuelca dando varias vueltas de campana.

Todo pudo haber quedado en un susto, pero no llevaban puestos los elementos y los cinturones de seguridad. El conductor muere, y tres niños, la niña y la madre salen despedidos por las ventanas y resultan malheridos desperdigados por el campo.
EL_ACCIDENTE_2
EL_ACCIDENTE_3
Las estadísticas nos dicen que el 38% de los muertos en las vías interurbanas españolas en el año 2014 no llevaban el cinturón de seguridad abrochado y el 43% de los conductores fallecidos en el año 2013 conducían bajo el efecto del alcohol y otros estupefacientes.

El futuro va a ser diferente. La Fundación Aurora motivará a todos los profesionales y aficionados a la automoción para que enseñen a todos los niños y jóvenes de 7 a 15 años a ser perfectos conductores y para ello respetar los límites de la física y de la prudencia.

Expertos mecánicos aprenderán cómo funcionan los vehículos y la necesidad de manejarlos con pericia y mantenerlos adecuadamente.

Niños y jóvenes nos ayudarán a sacar de la circulación los vehículos del siglo XX que carecen de los elementos de seguridad que las nuevas tecnologías nos ofrecen. Les enseñaremos a quererlos y cuidarlos como piezas de museo, joyas de un pasado que debemos recordar.

Pronto vamos a presentar el proyecto, y esperamos que nos ayudes, porque evitar las muertes por imprudencia en calles y carreteras es tarea de todos.