Argos

Homero nos cuenta una conmovedora historia

En el último post vimos como unos policías lloraban al despedir a un perro que iba a ser sacrificado.

Homero nos cuenta una conmovedora historia acaecida hace ya más de 2.700 años.

ARGOS

Ulises, rey de Ítaca y Héroe de Troya, regresa a su hogar tras 20 años de lucha y después de enfrentarse victorioso a todos los peligros.

Encuentra su palacio invadido por pretendientes necios que buscan casarse con su esposa y adueñarse de su reino. A fin de que nadie lo conozca se disfraza de inmundo pordiosero.

En la puerta de su palacio yace sobre un montón de estiércol un miserable perro sarnoso, lleno de llagas y de garrapatas.

Allí, abandonado y maltratado por todos, ha estado esperando el regreso de su amo. Al ver al mendigo, el perro reconoce a Ulises, hace un último esfuerzo por levantarse y muere.

Ulises, el Héroe vencedor en mil combates, el único Humano que se ha atrevido a desafiar a los dioses y sobrevivir, reconoce a su fiel perro Argos y llora su muerte.

Enseñaremos a los niños y jóvenes que los perros no son mascotas, son amigos fieles con los que creamos vínculos que nada ni nadie puede vencer y que los Héroes más valerosos también lloran cuando pierden a su más fiel amigo.